¿Qué está pasando con Larkin Place? Problemas legales acechan a Claremont relacionados a su nuevo proyecto de viviendas económicas

An empty lot with patches of weeds, grass, and trees dispersed within the plot of land.
Aún antes de que inicie su construcción, el desarrollo de Larkin Place housing development ha dividido la opinión pública de Claremont. (Emma Jensen • The Student Life)

Traducido por Sara Garza González y Mariana Duran

En la zona residencial de Claremont, muchas casas tienen letreros en sus jardines que muestran apoyo u oposición hacia Larkin Place, un proyecto de desarrollo de viviendas económicamente accesibles para comunidades marginadas en la ciudad. 

Resonando la oposición hacia el proyecto de algunos residentes, el ayuntamiento de Claremont votó para desaprobar algunas de las características arquitectónicas propuestas. En consecuencia, el municipio ahora enfrenta la amenaza de litigios del fiscal general de California si la alcaldía no aprueba Larkin Place o prueba que no satisface con ciertos estándares de salud pública. 

Ubicado en 731 Harrison Avenue y contiguo a Larkin Park, Larkin Place es el fruto de una colaboración entre la Ciudad de Claremont, la comunidad de jubilados Pilgrim Place y Jamboree Housing Corporation, una organización sin fines de lucro que se enfoca en el desarrollo de hogares económicamente sustentables y que tiene una larga historia en el Sur de California. 

Cuando Pilgrim Place vendió el terreno a Jamboree, ellos especificaron que se debería de usar para ayudar a las personas sin hogar y personas discapacitadas, según Gene Boutilier, un residente de Claremont y miembro de la junta directiva de Pilgrim Place.

Siguiendo las especificaciones de Pilgrim Place, el proyecto de desarrollo propuesto por Jamboree tendrá 32 apartamentos que servirán como viviendas de apoyo permanente para personas que ganan no más de 30% del salario medio del área, que es alrededor de $11,800 USD para una persona en Claremont. 

Además, el proyecto contará con coordinadores del programa en el sitio para ayudar a los residentes a acceder a servicios locales, tales como asesoramiento profesional, educación para la comunidad y guarderías, con el objetivo final de que se conviertan en miembros de la comunidad que luchen por prosperidad y estabilidad. 

Como muchas otras ciudades en el Sur de California, Claremont no ha cumplido con los requerimientos de viviendas económicamente accesibles que han sido especificados por la Ley de Elementos de Vivienda de California. 

Cada ocho años, California crea un plan de Evaluación Regional de las Necesidades de Vivienda, que identifica la cantidad de viviendas que se necesitan construir para los diferentes niveles de ingresos.

Desde el 2006, ningún proyecto de desarrollo en Claremont ha incluido viviendas en la categoría de ingresos bajos, según el “Claremont’s Housing Elements Report”.

La falta de hogares económicamente sustentables ha sido notada por personas fuera de la ciudad, dijo Zachary Courser, un miembro de la junta directiva de “Housing Claremont”, una organización sin fines de lucro que aboga por viviendas económicamente accesibles y servicios para personas sin hogar. 

“The Southern California News Group”, quien recopila una boleta que rankea a las jurisdicciones de acuerdo a que tan bien cumplen con los objetivos de vivienda establecidos por el estado, le otorgó a Claremont un D+ en su ranking más reciente. 

A pesar de que Claremont debe construir 866 unidades de viviendas para personas con ingresos bajos o muy bajos para el 2029, en una votación de 3-2 que ocurrió el 30 de junio, el ayuntamiento negó una servidumbre para Larkin Place al negarles el derecho a acceder o usar un estacionamiento cercano. La servidumbre es una característica arquitectónica clave para la construcción de Larkin Place.  

La decisión además rechazó conceder $700,000 en mejoras a la infraestructura de Larkin Park.

Courser dijo que negar la servidumbre no detendrá la construcción de Larkin Place, ya que es un proyecto “por derecho”.

Como Larkin Place es un proyecto por derecho, la ciudad solo puede aplicar estándares objetivos, como límites de altura. No pueden aplicar medidas subjetivas, tal como si el desarrollo es compatible con el vecindario en el que será construido, según el Claremont Courier.

“Mientras que el desarrollo Larkin Place siga todas las leyes de construcción, está permitido”, dijo Courser, quien también es profesor de gobierno en Claremont McKenna College.

Sin embargo, al negar la servidumbre, existe la posibilidad de que el proyecto sea de menor agrado a los residentes porque Jamboree tendrá que cambiar aspectos de su diseño, según Courser. 

En respuesta al resultado de la junta del 30 de junio, el departamento de vivienda y desarrollo comunitario (DHCD) del estado de California envió una carta a la ciudad de Claremont el 12 de agosto, diciendo que el ayuntamiento de Claremont había violado la ley de responsabilidad y vivienda de California al negar la servidumbre.

La ciudad de Claremont tiene hasta este miércoles para escribirle una carta de respuesta al DHDC. La carta de respuesta debe incluir un “plan y una línea de tiempo específica para acciones correctivas que permitan avanzar al proyecto en sus propósitos sin más atrasos, o demostrar que suficientes hallazgos de salubridad y seguridad sean hechos siguiendo al código gubernamental,” según DHCD.

Mientras continúan las disputas legales entre el ayuntamiento de Claremont y DHDC, las opiniones de los residentes acerca de Larkin Place permanecen divididas. Algunos residentes, como Eileen Chen, dicen que les preocupa que el proyecto afecte la seguridad de la comunidad. Chen dijo que se opone al proyecto porque se preocupa por los estudiantes que viven en los alrededores, en especial después del horario escolar.

Por como está diseñado el proyecto, los residentes de Larkin Place serán seleccionados a través del sistema de entrada coordinada del condado de Los Ángeles, el cual es una lista que conecta a todos las personas sin hogar con recursos que estén disponibles, según su página web.

Chen criticó a Larkin Place porque puede que algunos de sus futuros residentes no vengan de Claremont. 

“Es buena idea crear un nuevo hogar para aquellos que no tienen uno,” dijo Chen. “Pero solo para las personas que viven en esta área y no para todo Los Ángeles.”

CES considera dónde residen las personas al determinar su vivienda de apoyo permanente, según el sitio web de Housing Claremont.

Existe también un grupo de ciudadanos organizados en oposición a Larkin Place llamado Safe and Transparent Claremont, formado por residentes y ciudadanos preocupados por el proyecto, según su sitio web. Safe and Transparent Claremont no contestó a la solicitud de comentario de TSL.

Otros ciudadanos ven a Larkin Place como una oportunidad para proporcionarles un espacio seguro y apoyo a las poblaciones en riesgo. Elizabeth Moore dice que las personas sin hogar no deberían ser culpadas por no tener un lugar físico donde vivir. Para Moore, Larkin Place les daría un sentimiento de estabilidad a aquellas personas sin hogar que ya viven en Claremont.

“Me gustaría que la gente dejara de asumir que las personas que tienen adicciones y desórdenes mentales son peligrosas, y que no las deberíamos de cuidar,” dijo Moore. “La construcción de Larkin Place no me pone en peligro. De hecho, estoy en más peligro si las personas que tienen dificultades y no pueden recibir ayuda llegan al punto de la desesperación.”

Facebook Comments